Los estudiantes que esperan para explorar nuevas oportunidades y culturas deseen estudiar en Costa Rica. El país tiene una rica historia y un montón de hermosos paisajes para disfrutar. El país, llamado oficialmente la República de Costa Rica, se encuentra en América Central, cerca de Nicaragua y Panamá, con el Océano Pacífico por el oeste y el Mar Caribe al este. Este país 's la cultura latinoamericana es evidente desde el momento de su llegada. Sin embargo, para aquellos que buscan obtener la educación superior aquí, hay oportunidades excepcionales disponibles.

 

Clima

Costa Rica es un país muy cálido y húmedo. Cuenta con climas subtropicales y tropicales de todo el área. Usted encontrará que la mayor parte del terreno es de hecho la de las selvas tropicales, lo que hace que para el curso ideal de estudio para muchos estudiantes que visitan la zona. Durante la temporada de lluvias, que es de mayo a noviembre, es probable que llueva todos los días.Las temperaturas se mantienen cálidas durante todo el año. Durante la estación seca, que se extiende de noviembre a abril, más turistas llegan simplemente porque es mejor para su visualización. Tenga en cuenta que las temperaturas se mantienen alrededor o por encima de 80 grados F durante todo el año.

 

Sociedad

El país tiene una fuerte afiliación religiosa y el patrimonio cultural es también muy evidente. La mayoría de las personas aquí hablan español, aunque muchos también hablan lenguas nativas, así como Inglés. Algunos hablan francés. Desde la comida hasta la música, se encuentra un fuerte ambiente español. Bailar, hermosa artwotk y productos hechos a mano son algunos de los otros elementos definitorios de este país.

Hay muchas razones para hacer de Costa Rica el lugar para su estudio y crecer. Usted tiene la capacidad de aprender en un pequeño centro educativo con amplias oportunidades de utilizar lo que aprendes en la comunidad local.Por muchas razones, esto lo convierte en el país ideal para los estudiantes que buscan oportunidades internacionales para explorar el mundo y hacer una diferencia en sus propias vidas para hacerlo.